20°

Isla de La Graciosa

Isla de La Graciosa

Todos los gracioseros viven en Caleta del Sebo y desde siempre, se han dedicado a la pesca. Por eso, es habitual ver llegar al puerto pequeñas embarcaciones cargadas con gran variedad de pescado fresco que limpian y preparan en la misma orilla, ante la atenta mirada de las gaviotas.
Un poco más al este se encuentra el pequeño poblado de Pedro Barba, que se ha convertido en zona de veraneo de algunas familias y que cuenta con una agradable playa.

Cómo llegar?
La única forma de llegar hasta La Graciosa es por mar y desde el puerto de Órzola, al norte de Lanzarote. Existen dos compañias de barcos de línea regular, durante la travesía se disfruta de unas espectaculares vistas del Risco de Famara.

 

Restaurantes
Restaurantes en La Graciosa

Alojamientos
Alojamientos en La Graciosa

Empresas de ocio activo
Empresas de ocio activo en La Graciosa

Playas
Esta pequeña isla cuenta con unas 6 playas realmente increíbles, de arena dorada y aguas cristalinas, enmarcadas en un lugar idílico.

Listado de Playas de La Graciosa


Reserva Marina

La reserva Marina de La Graciosa y los islotes del norte de Lanzarote cuenta con más de 70.000 hectáreas y es una de las más extensas de Europa, abarcando estas islas e islotes y alcanzando hasta el Risco de Famara. Fue creada en 1995 con el fin de garantizar la explotación sostenible de los recursos pesqueros.
Se permite la pesca y el marisqueo a los pescadores profesionales que se encuentran dentro del censo de la reserva marina y la pesca de recreo a las personas autorizadas por las administraciones pesqueras. La reserva cuenta con una excelente riqueza natural donde abundan peces como la vieja, sama, salemas, meros, abades,... y más de 300 especies de macroalgas, albergando la mayor biodiversidad marina de Canarias. Estos recursos explican la abundancia de aves marinas y por eso también ha sido declarada Zona Especial de Protección para las Aves. Aquí se encuentra una de las poblaciones más numerosas de Europa de la pardela cenicienta y entre las especies más raras y amenzadas está el paiño pechialbo y también cernícalos, lechuzas, el halcón de Eleonor y el guincho o águila pescadora. Sin duda, un lugar ideal para su cría y reproducción bajo la responsable protección del hombre.

¿Te interesa esta información?

Descargar en PDF Imprimir Enviar Postal